Tribus de Israel

“Lo llevó fuera, y le dijo: Ahora mira al cielo y cuenta las estrellas, si te es posible contarlas. Y le dijo: Así será tu descendencia.” Génesis 15:5

Grupo Rey David

Se inspira en “II Samuel” y “I Reyes”. Recuerda el nacimiento de tres ideas fundamentales para el futuro cristianismo: en primer lugar, la figura casi mitológica del rey David da lugar a la esperanza del Mesías que ha de venir para salvar a su pueblo; en segundo lugar, la creación del primer gran reino hebreo lleva a la del reino de Dios idealizada en la “Nueva Jerusalén”, capital (y no por casualidad) de ambos reinos; 

Leer más

y finalmente, al sentimiento de que hay una Alianza entre Dios y su pueblo, plasmada en el Arca de la Alianza, que fue rescatada del olvido por David y llevada a Jerusalén.

La infantería hebrea escolta, al son de timbales, la marcha del Rey David sobre biga. En su monumental manto blanco se aprecian las figuras de Jacob, Moisés, el Arca de la Alianza, David con la espada de Goliath y David anciano. (Dir.Art. Santiago Cruz Pallarés. 1.989).

Tras el rey cabalgan sus esposas:

Micol, hija de Saúl (en su manto se aprecia la cabeza de Goliath; la prudente Abigail (manto negro); Abital y Eglá (mantos azules), las dos esposas que tomó David en Hebrón; Ahinoam, madre del primogénito Amnón (en el manto, tocado con tiara); Maaká, hija del rey de Guesur (en el manto); Yaaguit, madre del sedicioso Adonías, que se rebeló contra David apoyado por el Sumo Sacerdote Abiatar (en el manto).

(Dir.Art. sedas: Manuel Muñoz Barberán, 1.974; oro: Santiago Cruz Pallarés, 1.989- 1.990).

Grupo Rey Salomon

Este grupo recuerda la construcción del Templo de Jerusalén durante el reinado de Salomón, hijo y heredero de David. A la vez nos muestra al buen gobernante, que pide a Dios sabiduría para gobernar a su pueblo en vez de poder y riquezas. Se inspira en “I Reyes” y “II Paralipómenos”.

Leer más

Precediendo al rey cabalga Betsabé, esposa favorita del Rey David y madre de Salomón, cuya coronación prefigura la coronación de la Virgen. Viste manto negro ricamente bordado con motivos florales, en su medallón se representa la propia Betsabé junto al rey, sobre él se ha bordado en hebreo su nombre. 

Está escoltada por los Heraldos de Salomón, los tres embajadores que envió al rey de Tiro para solicitarle las maderas de cedro y los artífices necesarios para construir el Templo. Dos de ellos visten trajes esmeralda y negro y otro, turquesa y negro con bordados alusivos a la mencionada ciudad fenicia. (Dir.Art. Gaspar López, 1.984).

El grupo a pie, inspirado en la construcción del templo, comienza con los funcionarios de la corte real: Zabud, consejero del rey (manto verde); Elihoret y Ahías, secretarios (trajes en espiral). Continúa con Hiram Abif, arquitecto del templo (manto morado), y sus artífices, que portan los instrumentos de su oficio, la escuadra y el compás. Cuatro magnates con mantos bordados cierran la primera parte del grupo.

Un caballo sin montura, ricamente enjaezado, representa el momento de la entronización de Salomón (I Re. 1, 33-34), cuando el anciano rey David mandó montar en su caballo a Salomón para que el pueblo viese que él era el elegido para sustituirlo. Se le reconoce como "Caballo del Respeto". 

El grupo continúa con la aparición de Azarías, el Sumo Sacerdote escoltado por dos esclavos y acompañado por tres sacerdotes de la tribu de los Levitas. Precediendo al Rey, 4 guerreros con trajes bordados completan el grupo.

El Rey Salomón conduce un carro triunfal tirado por dos caballos y va servido por palafreneros.

Arrastra un gran manto negro en cuyo medallón central aparece el propio rey paseando con el mismo carro y el mismo manto ante el Templo. Destaca la original cenefa que bordea al manto, compuesta de funcionarios, cortesanos y embajadores de otros reinos, todos bordados en seda.

Cuatro magnates a caballo escoltan al rey, en alusión a los cuatro límites geográficos que marca la Biblia para el imperio salomónico (I Re. 4):

Mesopotamia (manto verde), Egipto (manto azul), Grecia (manto rojo) y Roma (manto morado).

Grupo Reina de Saba

Representa la idolatría en que las esposas extranjeras hicieron caer a Salomón hacia el final de sus días (I Re. 11-4), con lo cual se rompe la Alianza entre Dios y su pueblo.

El primer elemento de este grupo es Manelik I, hijo de Salomón y la reina de Saba. Conduce ligerísimo carro de caza y lleva capeta roja en escena cinegética en seda. 

Representa la idolatría en que las esposas extranjeras hicieron caer a Salomón hacia el final de sus días (I Re. 11-4), con lo cual se rompe la Alianza entre Dios y su pueblo.

El primer elemento de este grupo es Manelik I, hijo de Salomón y la reina de Saba. Conduce ligerísimo carro de caza y lleva capeta roja en escena cinegética en seda. 

Leer más

La Reina Balkis de Saba desfila sobre majestuosa carroza de estilo egipcio tirada por 33 esclavos abisinios al mando de un capataz acompañada de esclavas y esclavos cobrizos. Se dirige a Jerusalén atraída por la fama de sabio de Salomón, para probarle con enigmas y ofrecerle ricos presentes de su tierra (Par. 9,1) (Dir.Art. Emilio Felices, 1.944). La nueva carroza se estrenó en el año 1.998 (Dir.Art. Aureliano Ortega Cañabate).

Tales ofrendas y enigmas van representados en los medallones bordados en seda que lucen las capetas de la escolta de jinetes abisinios de la reina. (Dir.Art.E.Felices, 1.936 y 1.944-45; D.Teruel y F.Jodar, 1.970).

De entre todas ellas destaca la conocida como la "capeta del negro" en la que sobre terciopelo del mismo color, destaca el rostro, de gran realismo, de un esclavo. (Dir.Art.Emilio Felices, 1.936).

Las Tribus de Israel

El castigo divino por el pecado de idolatría cometido por Salomón lo sufrirá su descendencia, y consistirá en la ruptura de la unidad de las tribus, que pierden así la grandeza prometida a David.

Jeroboam era un antiguo capataz de Salomón que encabezó una revuelta fallida, por lo que tuvo que exiliarse en Egipto. En su manto azul aparece el momento en que, a la muerte de Salomón, las tribus rebeldes le llaman para que reine sobre ellas. 

Leer más

Viene en carro tirado por tres caballos (Dir.Art. E.Montesinos, 1.987).

Un grupo de diez jinetes cabalgan detrás y representan las diez tribus que, bajo la regencia de Jeroboam fundaron el reino del Norte o Reino de Israel: Rubén, Simeón, Leví, Dan, Neftalí, Gad, Aser, Issacar, Zabulón y José. (Dir.Art. S.Cruz Pallarés, 1.986-87).

Roboam I, hijo y sucesor de Salomón, sufrirá la rebelión de todas las tribus, a excepción de las dos más meridionales. Conduce una biga en forma de candelabro (o "menorah") y lleva un gran manto morado (adornado con personajes alusivos a este momento bíblico) y estolón verde con la figura de Roboam entonando los Salmos que compusiera su abuelo, el rey David. (Dir.Art. D.Teruel, 1986).

Dos jinetes a caballo, ambos con mantos morados, personifican a las tribus que le fueron fieles: Judá, representada por Sedecías, el último rey del reino de Judá; y Benjamín, representada por Ehud, juez de Israel originario de esta tribu. (Dir.Art. D.Teruel, 1.990).

Una asamblea de Jefes de Tribu marcha tras el rey para entrevistarse con él. (Dir.Art. F.Salinas, 1.959).