¿Sabías que?… Misterios del Rosario que acompañan a la Santísima Virgen de la Amargura

Hay mentes que sobrepasan la distancia de percepción de las cosas y que se atreven a romper moldes e ir más allá.

Tal es el caso de quien concibió los Misterios del Rosario para que acompañaran y dieran paso a la razón de ser del Paso Blanco: LA VIRGEN DE LA AMARGURA. Estamos hablando de Antonio Felices Iglesias, hijo del inolvidable Director Artístico D. Emilio Felices.

El camino recorrido para su realización fue largo y dificultoso. La idea de su ejecución rondó años en su cabeza y este primer diseño costó muchas horas de trabajo.

Un verano fue presentado al Coro de la Virgen de la Amargura en una minuciosa maqueta de unos 70 cm. de altura en la que ya se podía vislumbrar lo que sería ese proyecto multiplicado por quince. Pero también sopesamos las muchas dificultades que el mismo podría acarrear.

Fuimos valientes… La respuesta fue: ¡Adelante!

Nos quedamos cortas en pensar en los problemas. Fueron muchos y de variada índole: técnicos, de financiación, de ejecución, de manos cualificadas para tan complicado trabajo y un largo etc.

Por poner un ejemplo, cuando en un piso a estrenar, que nos cedió una familia blanca para ese fin, habían pasado casi dos años solucionando problemas hasta que por fin se pudieron poner en los bastidores.

Esos bastidores se montaron y pronto se llenaron de terciopelos, sedas y oro, y las manos privilegiadas de nuestras bordadoras, emprendieron el camino de su ejecución con cautela y cariño, siendo supervisadas en todo momento por sus directores.

Detalle

Los gozosos escogieron el terciopelo verde, los dolorosos, el morado y los de gloria, el rojo.

 

Y poco a poco las catedrales góticas esparcidas por el mundo fueron tomando forma en este taller. Sus pórticos enmarcaron los Misterios del Rosario que fueron dibujados y dirigidos por Santiago Cruz Pallares. Los gozosos escogieron el terciopelo verde, los dolorosos, el morado y los de gloria, el rojo. Y estos pórticos, como cogidos de la mano, enlazando sus arcadas simulaban los hermosos patios góticos de las catedrales. Todos su arcos, sustentados por columnas con bases y capiteles diferentes, eran interceptados con maestría y hasta los ropajes que vestían los santos eran variados… ¡Virtuosismo puro!

Conseguirlo rompió moldes, pero durante más de 30 años ahí están, cumpliendo la misión para la que fueron concebidos. Su visión siempre sorprende, porque cuando las agujas de sus catedrales que quieren llegar al cielo dejan entrever la luz que irradia la Reina de la Carrera, nuestra titular, nuestra VIRGEN DE LA AMARGURA, la eclosión de devoción, de amor y entusiasmo queda patente en propios y extraños.

Debemos los blancos sacar conclusiones: Cuando de verdad queremos alguna cosa, hay que luchar por ella. El tiempo no importa, las dificultades se superan, económicamente siempre hay mecenas, y lo hecho, queda.

Dª Carmina Aguirre Soubrier

Dª Carmina Aguirre Soubrier

Presidenta de Honor del Coro de Damas de Ntra. Sra. la Virgen de la Amargura

Viernes Santo de 1989

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email