Entrevista al Presidente del Paso Blanco

  1. Para los que aún no conocen a Ramón Mateos… danos tres adjetivos que te definan.

Constante, responsable e inquieto.

  1. ¿Qué cosas te apasionan?

¡La semana santa, claro! jajajaja … viajar, el deporte, y pasar tiempo con mis amigos.

  1. Si sólo pudieras quedarte con dos de los viajes que has hecho: ¿cuáles serían?

Difícil.

Uno sería el que hice a Vietnam y Camboya. Fue un cambio de paisaje y de cultura radical. Allí pude encontrarme con personas con historias increíbles, con una educación y una amabilidad que nunca hubiera podido imaginar. Fueron días atravesando todo tipo de paisajes, desde ríos impresionantes hasta selvas… y terminamos el viaje en los templos de Angkor. Un lugar capaz de transportarte miles de años atrás en el tiempo.

El segundo imprescindible para mí es el que hice a Tierra Santa con el Paso Blanco. Recuerdo la entrada a Jerusalén, desde el Mar Muerto, todos juntos, cantando “Dios de Israel”. Fue un momento indescriptible, de una emoción tremendamente profunda, de bienestar y paz. Es imposible explicarlo con palabras.

  1. Eres economista y graduado en derecho … ¿Qué hubieras sido si no hubieras decidido dedicarte a esto? ¿Con qué soñaba el Ramón niño?

Arquitecto. De pequeño pasaba mucho tiempo dibujando carreteras y edificios. Construía autopistas y me gustaba mucho fijarme en el diseño de los estadios deportivos: su capacidad, la distribución … Me apasionaba ese mundo.

  1. ¿A qué no podrías renunciar nunca?

A estar en Lorca un Viernes Santo.

  1. ¿Cómo fueron tus comienzos en el Paso Blanco y qué recuerdos tienes de ellos?

Comencé de muy niño acompañando a mi padre en todas las actividades que él realizaba relacionadas con el Paso. Enseguida empecé a desfilar con el Pueblo Hebreo, acompañado de mi hermana y mis primos. Era algo tremendamente divertido para nosotros y un día que esperábamos todo el año. Después vinieron las carrozas, los caballos y poco a poco, a medida que fui creciendo, fui inmiscuyéndome cada vez más en las tareas del Paso y también cogiendo responsabilidades … hasta el día de hoy. Los recuerdos, son todos de alegría y de emoción. Con la edad se han ido volviendo más grandes y más profundos.

  1. La Semana Santa es una celebración muy sentida, y algo que todo lorquino vive muy intensamente pero … ¿Qué significa personalmente para ti el Paso Blanco y la Virgen de la Amargura?

Una parte indispensable de mi vida. De hecho, no tengo recuerdos antes del Paso Blanco. Está en mi memoria desde siempre y no puedo imaginarme que hubiese sido de otra manera. Tengo cientos de recuerdos, incluso de los momentos más importantes de mi vida, ligados al Paso Blanco. La Virgen de la Amargura es esa madre a la que acudimos en todos los momentos, en los buenos y en los malos. Ella siempre está. Es un refugio, un consuelo y también una alegría.

  1. Dar el salto a candidato a la presidencia de una Cofradía no debe ser nada fácil ¿Cuándo y por qué decides presentarte a ser Presidente del Paso Blanco?

No es una decisión que se tome de la noche a la mañana. Es algo que conlleva mucha responsabilidad. La idea surgió de forma espontánea, después de haber pasado años trabajando en varias comisiones y en varios cargos de responsabilidad en el Paso. Y la fuimos trabajando. Durante todo este tiempo he tratado de aportar lo mejor de mí mismo allí donde me han pedido colaborar, y creo que este es un paso más para seguir aportando y engrandeciendo nuestra Cofradía. Efectivamente, no es fácil; pero nada que merezca la pena lo es.

  1. Contando con el arraigo que la Semana Santa tiene en la ciudad de Lorca ¿Qué se siente al presidir una institución centenaria como es el Paso Blanco?

¡Vértigo! Imagínate: es una responsabilidad enorme… y también el mayor privilegio. Poco podía yo pensar, la primera vez que desfilé con el Paso, siendo un niño, que algún día tendría el honor de ocupar este cargo. Han pasado ya algunos meses y aún sigo sin verme capaz de dar las gracias a todos los que me han apoyado y han confiado en mí. Espero poder estar a la altura y devolver al Paso Blanco parte de lo que yo he recibido a lo largo de toda mi vida.

  1. En el breve tiempo que llevamos desde tu proclamación, ya se ha anunciado el inicio de los trabajos de un nuevo manto para la Virgen de la Amargura. Se trata de todo un hito en la historia del paso y está generando una gran expectación y emoción entre los blancos. ¿Qué nos puedes contar sobre esta iniciativa? ¿Algún otro proyecto en mente para esta legislatura que acabas de iniciar?

Como podéis imaginar, la Pandemia del COVID-19 ha trastocado, bastante, muchos de los planes que teníamos en mente. Pero, si algo teníamos muy claro desde el principio es que , fuese como fuese , teníamos que cumplir con dos cometidos fundamentales:

El primero de ellos garantizar el legado de nuestro patrimonio, y en este sentido el proyecto de un nuevo manto para nuestra titular nos parece un reto apasionante. Tenemos, todos lo sabemos, a las mejores bordadoras del mundo. Durante años han perfeccionado su técnica hasta llegar al punto de maestría en el que se encuentran hoy. No puede haber, creemos, mejor momento para llevar a cabo una obra que sin duda será única, al mismo tiempo que ofrecemos a nuestra Virgen, y por ende a todo el pueblo de Lorca, un regalo magistral. Además de este proyecto, sin duda el más fundamental de todos, también pondremos en marcha otros para aumentar nuestro patrimonio tanto artístico como inmueble.

Por otro lado, el segundo cometido que nos marcamos como fundamental, es el de mantener viva la llama de la Semana Santa, sean cuáles sean las circunstancias. Sabemos que vivimos tiempos muy alejados de nuestra normalidad, pero no por eso vamos a permitir que se pierdan los días de Pasión.

Así que tenemos por delante muchos nuevos proyectos relacionados con esto último. Algunos, ya los estáis pudiendo ver a través de las Redes sociales, y tienen mucho que ver con la participación activa de todos los blancos. Otros, se irán poniendo en marcha poco a poco y nos permitirán, poder disfrutar de la Semana Santa, no sólo durante los días de Pasión, sino durante todo el año. Uno de nuestros principales objetivos es mejorar las procesiones y poder ofrecer a lorquinos y visitantes, un desfile diferente cada día.

  1. El bordado a mano por nuestras magníficas bordadoras es algo que caracteriza nuestra Semana Santa y que llama especialmente la atención por su virtuosismo, por todo ello nuestro bordado es candidato a patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. ¿Piensa que es importante visibilizarlo más fuera de Lorca?

Absolutamente. ¿Por qué guardarnos sólo para nosotros algo que debería poder disfrutar el mundo entero? Tenemos la fortuna de atesorar uno de los patrimonios más bellos que el arte del bordado puede ofrecer. Un arte que hemos sabido mantener vivo generación tras generación y que no puede verse en ningún otro lugar del mundo salvo aquí. Para que pueda seguir vivo, tenemos que darle mucha más visibilidad y elevarlo hasta el lugar que merece como patrimonio artístico cultural.

  1. El Paso blanco cuenta con una gran multitud de jóvenes que, por tradición, se unen a los trabajos y actividades de la Semana Santa, ¿Qué significa contar con un órgano como AJPB dentro de la cofradía?

Ellos son el futuro de nuestro Paso. Que se integren en la vida activa de la Cofradía, que aporten sus inquietudes, sus ideas …  es fundamental para comenzar a tejer ese futuro teniendo en cuenta sus puntos de vista.

Creo que uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos como organización es el de ser capaces de lidiar con los nuevos tiempos y mantenernos actualizados, en sincronía con la sociedad y sus nuevas necesidades. En definitiva: ser capaz de adaptarnos. Y para esto, el papel de AJPB es decisivo.

Tenemos además que agradecerles mucho que dediquen su tiempo libre a mantener vivos y a difundir los valores de nuestro Paso, a través de decenas de actividades. Creo que son unos jóvenes ejemplares.

  1. De hecho, para que la Semana Santa salga adelante y luzca, tal y como estamos acostumbrados, la organización dentro del Paso Blanco es muy compleja y depende de muchas personas, ¿verdad?

Completamente. Somos un gran equipo, sin el que nada sería posible. Desde las Comisiones que son la columna vertebral de las actividad diaria de nuestro Paso, hasta las bordadoras con su magnífico trabajo…los encargados del Museo o, por supuesto, el Coro de Damas, que se encarga de cuidar y organizar todo lo relativo a nuestra Virgen de la Amargura. 

Sin el trabajo duro y la entrega de todas estas personas y muchas otras, sería imposible mover una maquinaria tan compleja como la de nuestro Paso. Desde aquí mi agradecimiento a todos ellos en nombre de todos los blancos.

  1. Este año a consecuencia del COVID19 no habrán desfiles bíblico pasionales, una noticia que impacta tanto a nivel emocional como económico en la ciudad de Lorca ¿Cómo se afronta esta Semana Santa 2021?

La Semana Santa ya ha arrancado para nosotros. Estamos en plena Cuaresma, y ya están en marcha muchas de las actividades que se prolongarán durante todo este mes.

Está claro que no va a ser la Semana Santa que hubiéramos querido. Llegamos a este 2021, todos los cofradres, no solamente de Lorca, sino de España entera, con muchas ganas por salir a la calle y poder acompañar a nuestros titulares.

En 2020 a la incertidumbre y el dolor de la pandemia, se sumó la pena por no poder compartir los días de Semana Santa con nuestros hermanos y seres queridos. Por lo que este año, esperábamos que fuera diferente. Pero, es necesario, que la responsabilidad y la salud pública prime y entre todos velemos por ella.

Por eso, este año no podremos salir a la calle, como hubiéramos querido todos. Y eso no significa que no vayamos a vivir la Semana Santa. Todo lo contrario. En el Paso Blanco nos hemos propuesto que este año no haya ni un sólo mayordomo, ni un solo lorquino, que no sienta los colores y la emoción de los días de pasión. Y para ello llevamos meses trabajando.

  1. ¿Qué actividades o actos se preparan desde el Paso Blanco?

Además de todos los oficios religiosos que, como sabéis, serán retransmitidos en streaming por la televisión local, hemos preparado muchas actividades paralelas.

Ya hemos puesto en marcha el reto Lorca-Jerusalem que está siendo todo un éxito, y en el que están participando cientos de lorquinos con sus kilómetros. Desde aquí: gracias a todos. Tendremos exposiciones en el museo y varias charlas en la “Escuela de Mayordomos”.

Esperamos poder llevar algo más de nuestro espíritu de semana santa a todos los hogares a través de una serie de vídeos. Y, además, queremos que la música invada estos días para lo que tenemos preparada alguna sorpresa, que os iremos contando…

Tenemos preparados también varios actos sociales y solidarios como la donación de sangre, la recogida de fondos para varias causas, apoyo a la hostelería local y al pequeño comercio…

Y algunas cosas más que iremos desvelando a su debido tiempo y que estoy seguro que nos van a emocionar mucho a todos.

  1. Ramón, como decíamos, esta Semana Santa vuelve a presentarse de forma atípica. Algo que a todos nos apena. ¿Qué mensaje te gustaría transmitir a todos los blancos?

De esperanza. Siempre hay luz al final del camino. Y, lo que es más importante, no andamos el camino solos. Los blancos somos una gran familia que nos apoyamos y nos ayudamos cuando más lo necesitamos. A veces, es una ayuda material, pero muchas otras es espiritual. Lo he dicho muchas veces: no somos solo un grupo de personas que desfilan juntas en Semana Santa, somos un grupo de personas que comparten unos valores, una identidad y que están juntos en lo bueno y en lo malo. Y guiándonos, siempre, la Virgen de la Amargura.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email